jueves, 17 de diciembre de 2015

El círculo del destino

El círculo del destino
Radhayashyam Raut/Raja Mohanty/Sirish Rao
Ekaré 2008
+6
Todos los seres vivos compartimos el mismo destino. Llevamos caminos diferentes según nuestro albedrío y las circunstancias que nos rodean pero, al final, algún día dejaremos de respirar y moriremos. Podemos intentar retrasar ese momento por miedo, por avaricia, por pereza… incluso por amor, como ocurre en esta historia, pero siempre llegará.

Este es el mensaje de El círculo del destino, un bello cuento hindú sobre lo inevitable de la muerte y sobre la impermanencia de todo lo vivo. La historia se narra a través de una serie de escenas cada una con su título, presentadas casi como cuadros de bellos dibujos tradicionales. En ella vemos cómo un hermoso pájaro es señalado por la muerte y Garuda, ave gigante que transporta al dios Vishnú, se compadece de él y lo lleva lejos en un intento de sortear su destino.
La visión de la vida de las culturas orientales es muy diferente de la occidental. En ocasiones se suele interpretar como un plan establecido, donde todo está escrito desde el momento del nacimiento y no es posible hacer nada para torcer el destino. Pero nada más lejos de la verdad. En realidad el destino contra el que es imposible luchar se reduce a un solo renglón: Algún día dejaremos de respirar y moriremos.
En esta historia se nos muestra que en la vida debemos actuar como nos dicte el corazón. Y si creemos que es nuestro deber salvar a un hermoso pájaro, hagámoslo. La clave está en tomar consciencia de que, a pesar de que le libremos de una muerte que se nos antoja segura, nosotros no somos dueños del destino, sino sus instrumentos.
Actuemos, pues, en conciencia, pero sin expectativas, ya que solo hay una cosa que está escrita y no podemos alterar: todo tiene su tiempo y lugar y hasta una criatura de exquisita belleza debe morir. Disfrutemos de la vida en su finitud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada