lunes, 2 de noviembre de 2015

¿Qué viene después de mil?

¿Qué viene después de mil?
Anette Bley
Takatuka 2009
+6
Otto y Lisa son amigos. Viven en el campo y, entre los dos, suman cuatro piernas y un bastón. Otto conoce muchos secretos: qué viene después de mil, de dónde vienen los números o por qué los indios colocaban a sus muertos sobre los árboles. Sabe, además, la respuesta a multitud de preguntas y está dispuesto a descubrir (o inventarse) otras tantas junta a la inquieta y curiosa Lisa. A Otto y a Lisa les une las ganas de conocer, las cerezas, las galletas y bizcochos de Olga y, por supuesto, la misma Olga. Solo les separa la edad pues Otto, aunque en ningún momento lo mencione el libro, bien podría ser el abuelo de la pequeña Lisa.


Viven felices en un entorno alegre y despreocupado, siempre verde y azul en las ilustraciones hasta que el otoño llega a la historia y a la vida de Otto al mismo tiempo en forma de tonos marrones, blancos y grises. Entonces, Otto se acerca a la muerte con sosiego. Le vemos despedirse dejando muy claro que él, como buen jardinero, quiere volver a la tierra, nada de subirlo a un árbol. Eso se lo dejamos a los indios, dirá ante la pregunta de Lisa. Esa sensación de calma y naturalidad se transmite tanto a Lisa como al lector. La niña mantiene vivo al anciano en su recuerdo y no entiende por qué los mayores susurran y están muy serios. También llora, pero espera a estar sola con Olga. Entonces, las dos, descubrirán que Otto no se ha ido del todo.
Qué viene después de mil es un cuento ilustrado, que no un álbum, ideal para leer en familia. Además de las ilustraciones, el libro está lleno de dibujos y garabatos en los márgenes que permiten una segunda lectura a través de lo que pasa por la cabeza de Lisa en cada momento. Una historia tierna y cercana, con tintes poéticos, que habla de la muerte, de la compañía en el duelo y del consuelo que puede traernos compartir recuerdos sobre un ser querido. Porque los muertos quieren que la vida siga.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada